Ruta CHAÑARAL, Región de Atacama

Valor Ambiental

Flora

Fauna

Relieve

Agua


Valor Escénico

Color

Formas

Texturas


Valor Cultural

Tecnológico

Histórico

Arqueológico

Inmaterial

Pueb. Orig.

Coordenadas: 25° 24' 28" S - 70° 29' 8" O

Altitud: 20 m.s.n.m.

La ciudad de Tal-tal es un lugar estratégico dentro del recorrido turístico de esta ruta ya que es el único asentamiento humano localizado en la sección norte de este territorio en donde es posible abastecerse de diferentes provisiones y comer en alguno de sus múltiples restoranes, hoteles y “picadas”. Tal-tal posee una interesante historia ligada a la actividad minera que se remonta a la prehistoria (12.000 años atrás) cuando la cultura Huentelauquen explotaba óxido de hierro para fines rituales y también para la fabricación de balsas de cuero de lobos (Castro et al. 2012). La explotación de hierro y otros minerales como cobre, oro, plata, manganeso, entre otros, se mantuvo constante entre los grupos que habitaron estas tierras (Castro et al. 2012).

En cuanto a su historia reciente, la ciudad de Tal-tal se funda a mediados del S. XIX gracias a las gestiones José Antonio Moreno quién consiguió que Tal-tal fuera habilitado como puerto el 12 de Julio de 1858, permitiendo una rápida exportación del cobre que se producía en las minas que él controlaba (Ministerio de Bienes Nacionales, 2006). En ese entonces Tal-tal era la ciudad más septentrional de Chile. La ciudad se consolidó durante el auge de la minería del salitre y para el año 1930 Tal-tal albergaba a 30 mil habitantes. Luego de ello el salitre comenzó un periodo de crisis y muchas oficinas salitreras cercanas cerraron sus operaciones disminuyendo la afluencia de personas y bienes a la ciudad de Tal-tal (Ministerio de Bienes Nacionales, 2006).

En la actualidad, la ciudad conserva edificios de gran valor patrimonial tales como, la iglesia de San Francisco Javier (1890), el teatro Alhambra (1921), el Club Tal-tal y el edificio del Cuerpo de Bomberos, entre otros. Todos construidos a finales del S. XIX principios del S. XX, durante el apogeo de esta localidad. Además, la plaza de armas de la ciudad posee un alto valor turístico debido a la gran diversidad de especies de flora que es posible distinguir y la sensación de oasis y tranquilidad que transmite caminar por ella. Estos atributos arquitectónicos confieren al puerto de Tal-tal un atractivo turístico particular.